Trabajar con las manos tiene un gran impacto en nosotros. Nos ayuda a ser más hábiles y creativos, pero además, tiene efectos positivos en nuestro estado de ánimo.

La mayoría de nosotros tenemos un celular, una computadora o un auto, ¡los usamos todos los días! Pero si alguno de estos objetos se llega a dañar, lo llevaremos a reparar con alguien más, ya que muy poco sabemos de su funcionamiento.

A lo largo del tiempo, nos hemos desarrollado como sociedad y, hoy en día, creemos que los trabajos de oficina en los que el desgaste es mental, son "mejores" que un oficio o trabajo manual, en los que el desgaste es mayormente físico. Pero la verdad, es que el trabajo manual sigue siendo de gran importancia para nuestra vida en sociedad. De hecho, se ha comprobado que el trabajo con las manos también brinda ciertos beneficios a la salud, sin importar la edad que tengas. ¿Quieres saber cuáles son algunos de estos beneficios? Sigue leyendo.

Hace muchos años, cuando las máquinas todavía no se habían construido, la gente tenía que conseguir alimento y protección por sus propios medios. Esta constante búsqueda de bienestar los mantenía creativos, hábiles y, básicamente, vivos; por supuesto también ayudaba a su salud física y mental. La escritora adventista Ellen G. White lo expresa mejor en su libro La Educación, capítulo 24, cuando dice:

"En ocasión de la creación, el trabajo fue establecido como una bendición. Implicaba desarrollo, poder y felicidad. El cambio producido en la condición de la tierra, debido a la maldición del pecado, ha modificado también las condiciones del trabajo, y aunque va acompañado ahora de ansiedad, cansancio y dolor, sigue siendo una fuente de felicidad y desarrollo. Es también una salvaguardia contra la tentación. Su disciplina pone freno a la complacencia, y promueve la laboriosidad, la pureza y la firmeza. Forma parte, pues, del gran plan de Dios para que nos repongamos de la caída".

La transición que se ha hecho a través de los años, en la que mucha gente cambia de trabajos manuales a intelectuales, además de aumentar problemas de salud como el estrés, la ansiedad y otras dolencias, también ha traído consecuencias a nivel social y económico. Dado que, prácticamente, todos los productos que esencialmente requerimos están creados, no necesitamos buscarlos por nosotros mismos. Esto repercute en que nos interesemos menos en cómo funcionan, lo que a su vez, propicia que las empresas cada vez creen productos más desechables o incluso utilicen elementos dañinos.

Pero no todo está perdido, si tu trabajo es mental la mayor parte del día, aún hay actividades que puedes realizar en casa para poder moverte y mantenerte activo. Lo ideal sería que cada día realices actividades que impliquen un desgaste físico como jardinería, coser, pintar o reparar algún desperfecto en casa. El trabajo manual tiene un gran impacto en las personas. Como ya mencioné, nos ayuda a ser más hábiles y creativos, pero además, tiene efectos positivos en nuestro estado de ánimo.

Al trabajar con las manos, nuestro cerebro produce endorfinas, serotonina y reduce la hormona del cortisol asociada con el estrés, lo cual nos ayuda a estar más felices, nos permite sacar la tensión del día y nos da un sentido de realización. ¡Inténtalo! Verás cómo al comenzar a realizar estas sencillas actividades, tendrás una sensación de mayor bienestar.


Referencias:

http://elraptorblog.com/2018/06/los-beneficios-del-trabajo-manual/#:~:text=El%20trabajo%20manual%20mantiene%20sanos,mente%2C%20y%20te%20hace%20responsable.&text=Todos%20hemos%20aprendido%20que%20progresar,y%20no%20un%20trabajo%20manual.

https://psicologiayautoayuda.com/curiosidades-psicologia/los-beneficios-de-trabajar-con-las-manos/

https://m.egwwritings.org/es/book/1702.1087

https://lamenteesmaravillosa.com/trabajar-con-las-manos-es-bueno-para-tu-cerebro/