"Para tener buena salud, debemos tener buena sangre, pues es la corriente de vida. Repara los desgastes y nutre el cuerpo. Provista de los elementos convenientes, y purificada y vitalizada por el contacto con el aire puro, da vida y vigor a todas las partes del organismo." (Ministerio de Curación, p. 132)

El aire limpio que nuestro cuerpo necesita para llevar a cabo diferentes procesos bioquímicos, es el compuesto por oxígeno, nitrógeno, vapor de agua y algunos otros elementos en menor proporción. Sin embargo, el aire que respiramos algunas veces puede estar sucio (con arena o tierra) o contaminado, con elementos que ponen en riesgo nuestra salud. Cuando un aire está más que sucio y las partículas de contaminantes -material particulado como dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre y ozono- superan a los componentes naturales del aire, se dice que está en un estado de polución o contaminación. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que, en grandes ciudades, 9 de cada 10 personas podrían estar respirando un aire contaminado y, para contrarrestar esta situación, promueven la importancia de un aire limpio a través de la campaña "Respira vida".

La contaminación del medio ambiente, en especial del aire y el agua, es producida por los residuos procedentes de la actividad humana o de procesos industriales o biológicos. En las zonas urbanas, cuando estamos en el exterior, nos exponemos a emisiones de gases de fábricas (azufres, dióxido de carbono, metano, dióxido de nitrógeno, ozono y clorofluorocarbonos), vehículos de motor (dióxido de carbono), gases de alcantarilla (monóxido de carbono, amoniaco y sulfuro de hidrógeno) y los emitidos por basuras mezcladas (metano, dióxido de carbono, gérmenes variados). Hay que tener en cuenta que, un aire contaminado, puede provocar en nuestro cuerpo diferentes afectaciones como intoxicación en la sangre, irritación de vías respiratorias, aumento de resistencia al flujo pulmonar o congestión pulmonar, inflamación alveolar, cambios en coagulación de sangre, exacerbación de enfermedades respiratorias e incluso cáncer. La contaminación atmosférica es casi invisible, pero puede ser mortal. Es un factor importante en las muertes por cardiopatías, accidentes cerebrovasculares y cáncer pulmonar; y es un factor protagonista en las enfermedades respiratorias, tanto agudas como crónicas. Por este motivo, debemos comenzar a poner más atención a este asunto.


img

Efectos sobre la salud causados por aire no limpio. DKV Salud.


Por otro lado, en el interior, los hogares pueden estar expuestos a humo de cigarrillos o carbón, procesos de freído, aerosoles fijadores, aromatizantes o aerosoles contra plagas; así como a aire sucio cargado de células muertas y polvo casero, con partículas de moho, salitre y radón; o del drenaje, que nos enfrentan a elementos dañinos como: formaldehídos, tricloroetileno, benceno, xileno, amoniaco y, por supuesto, monóxido de carbono.

Probablemente no tengamos el control para eliminar la contaminación del aire en la ciudad en que vivimos, pero lo que sí podemos hacer es mejorar la calidad de aire en nuestra casa, mediante una sanitización adecuada. Aquí te dejo algunas recomendaciones que te ayudarán a lograrlo:

  • Revisa y mejora las condiciones del techo, paredes y piso de tu casa, asegurándote que tenga un buen drenaje e impermeabilización, con el objetivo de evitar la humedad.
  • Asegúrate de que tus ventanas permitan la entrada del aire puro y el sol, y limpia periódicamente los mosquiteros, vidrios, marcos, cortinas y/o persianas.
  • Limpia los ventiladores, aspiradores y filtros de aire acondicionado.
  • Conserva tu piso limpio y seco.
  • Mantén tus muebles limpios: sillones, armarios, libreros o estantes, mesas, sillas, cuadros o adornos, superficies de aparatos electrónicos en toda la casa y, principalmente, tu cama (aspira el colchón y las almohadas, usa doble funda y lava sábanas y cobijas frecuentemente).
  • Conserva limpio tu baño. Evita que el techo, paredes, cortina y/o piso tengan moho, polvo o cabellos. Mantén el lavabo, bote de basura y retrete limpios. Deja un poco abierta la ventana, o utiliza un extractor, para evitar humedad y concentración de olores.
  • Mantén limpia tu cocina. Clasifica basuras (separa orgánica de inorgánica, considerando la realización de compostas y envío de inorgánicos a reciclaje). Evita el uso de leña, carbón o quema de materiales o basuras. Asegúrate que no hay fugas de gas (estufa, tanque, tuberías). No viertas el aceite en desuso por el alcantarillado (contamina y se solidifica en tuberías, obstruye el flujo de agua y causa acúmulo de tóxicos en las tuberías). Vigila que los respiraderos de plomería ubicados en el techo no se obstruyan.
  • Evita fumar, principalmente dentro de tu casa, para mantener el aire más limpio.
  • Utiliza algunas plantas y flores olorosas como decoración para tu hogar, ya que además de hacer lucir mejor tus espacios, ayudarán a purificar el ambiente....
  • Y, finalmente, cuida tu jardín, ya que al regar el césped, los árboles y plantas, generan petricor cargado de geosmina, una sustancia que brinda sensación de "calma". Además, liberan oxígeno, nitrógeno, regulan la humedad del aire y absorben contaminantes del ambiente.



Fuentes:

1. https://www.who.int/phe/health_topics/outdoorair/databases/air_quality/es/index1.html

2. https://www.who.int/es/news-room/detail/02-05-2018-9-out-of-10-people-worldwide-breathe-polluted-air-but-more-countries-are-taking-action

3. https://breathelife2030.org/the-issue/health-and-climate-impacts/?playlearn

4. https://www.who.int/quantifying_ehimpacts/publications/preventingdisease5.pdf?ua=1

5. Peñaloza-Murillo, M. A. Aire más Limpio, Cuerpos más Sanos: La Contaminación Atmosférica en el Contexto de la Salud Pública. https://www.researchgate.net/profile/Marcos_Penaloza-Murillo3/publication/283152506_Aire_mas_limpio_cuerpos_mas_sanos_La_contaminacion_atmosferica_en_el_contexto_de_la_salud_publica/links/5e7a2b21a6fdcc57b7bb6284/Aire-mas-limpio-cuerpos-mas-sanos-La-contaminacion-atmosferica-en-el-contexto-de-la-salud-publica.pdf

6. http://www.17cbs.cl/registro/654-cuales-son-los-peligros-de-los-gases-de-las-alcantarillas Fuente: cbs.cl

7. Pedraza Ortiz, Lady Johana; García, Cesar Augusto. La Biodepuración del Aire con Plantas Purificantes y Ornamentales, como Alternativa Ambiental en el Siglo XX. http://hdl.handle.net/11349/3767