A raíz de la crisis sanitaria por el Covid-19 y sus implicaciones en la salud, la Iglesia Adventista Universitaria desarrolló un programa para promover el estilo de vida saludable y ayudar a aquellas personas que procuran ese cambio en sus vidas, valiéndose de los medios de comunicación y las redes sociales. Cerca de seiscientas personas están inscritas en esta primera edición.

Reto salud 7.1, consiste en un plan de 28 días para desarrollar hábitos emocionales, alimenticios, físicos y espirituales, saludables, de la mano de expertos. Este programa ofrece una dieta orientada fundamentada en el libro “El reto verde: 28 días de comer ensaladas” de la nutrióloga Marisol Brambilla, quien, además, es una de las organizadoras del programa; también incluye cápsulas para cultivar una actitud positiva con profesionales en el tema, rutinas de ejercicios diarios adecuados para hacer en casa sin la necesidad de equipo profesional de entrenamiento, y reflexiones para el fortalecimiento espiritual fundamentadas en la Biblia.

“El aspecto espiritual es necesario y fundamental, porque nosotros fuimos creados por Dios, su palabra lo indica y, en ella, Él coloca lo que necesitamos para tener una vida plena”, comenta el Ptr. Francisco Soto, pastor juvenil de la Iglesia Universitaria y encargado de los contenidos espirituales del programa Reto Salud 7.1.

Este plan esta adecuado a todo tipo de público, desde niños hasta personas de la tercera edad ya que “el éxito de tener una vida sana empieza en la educación del niño” comenta el Dr. Andrés Ramírez, miembro de la directiva del programa. “Es invaluable adoptar un estilo de vida saludable que pueda ser duradero. Sin embargo, sabemos que existen desafíos al tomar la iniciativa de darle una oportunidad al cuerpo de vivir diferente y de llegar a su máximo nivel”, agrega el Dr. Héctor Murillo, docente en la Facultad de Ciencias de la Salud y parte del equipo de trabajo de Reto Salud 7.1.

“Lo más difícil es empezar”, afirma el doctor Ramírez, sin embargo, los organizadores animan a los participantes a no desistir, porque, en palabras del pastor Soto, la suma de las desiciones diarias darán los resultados esperados.

A punto de cumplir la tercera semana del reto, algunos de los participantes han expresado su sentir a través de los grupos creados en Facebook y WhatsApp. “Mi motivación es llegar a obtener un equilibrio en las 4 áreas en las que se enfocará este reto obteniendo una salud integra”, “querer es poder y con la ayuda de Dios siempre podemos”, “espero la ayuda primero de Dios y segundo de ustedes para lograrlo”, son algunos de los comentarios de los participantes del reto.

“Todo parte de que queremos honrar a nuestro Dios siendo mayordomos con lo que Él nos ha dado y Él nos entrego este cuerpo, por tal razón nosotros debemos de cuidarlo”, comenta el Pastor Soto.

Reto Salud 7.1, dió inicio el 11 de agosto del año en curso bajo la dirección del Dr. Andrés Ramírez, director del departamento de Salud en la Iglesia Universitaria, y un equipo de nutriólogas, médicos especialistas en la medicina de estilo de vida, docentes en el área de la aptitud física y otros colaboradores.

Hasta el momento hay 587 participantes activos, de los cuales el 80.6% son mujeres y el 19.94% hombres. Hay representación de Estados Unidos, Panamá, Chile, Guatemala y diferentes estados de México.

Para los que deseen unirse, el reto está disponible aquí.