¿Te has preguntado sobre la relación entre el espacio donde trabajas con el desempeño que tienes? Pues, en nuestro entorno existen factores que pueden perjudicar o beneficiar nuestro desempeño hasta en un 50%. En este artículo podrás identificar 5 factores que disminuyen tu productividad.

Evalúa tu entorno de trabajo

Es importante analizar nuestro espacio de trabajo y sus características. Las personas, objetos, sonidos, aromas, pueden afectar nuestra capacidad de atención, por lo que, si estamos en búsqueda de un mayor aprovechamiento del tiempo, vale la pena preguntarnos ¿está mi entorno en orden? o ¿me siento a gusto en mi espacio de trabajo?, ¿gasto más tiempo del necesario encontrando las cosas y me distraigo fácilmente?

Las interrupciones hacen que perdamos minutos valiosos. Entre comprender lo que pasa, resolverlo y luego retomar la tarea que estábamos haciendo gastamos más tiempo del que imaginamos. Por eso, aquí verás los 5 factores que disminuyen tu productividad y a las que debes prestar atención:

1. Teléfonos: no solo distraen, también pueden generar una sensación de ansiedad para contestar inmediatamente, cuando puede ser un asunto que puede esperar a que terminemos lo que estamos haciendo.

2. Correos electrónicos: en cuestión de minutos, nuestra bandeja de entrada puede estar llena de mensajes y, la falta de disciplina, provoca que perdamos de vista lo que es prioridad.

3. Reuniones: aquellas inesperadas o mal planificadas nos roban minutos importantes de las tareas que debemos realizar y se desordena nuestro horario.

4. Trabajos incompletos: dejar una actividad sin terminar y comenzar otra hará que gastemos minutos tratando de retomar “el hilo” que llevábamos.

5. El desorden: entre más objetos tengamos en nuestro entorno de una forma desorganizada, más disminuye nuestra capacidad de atención. Aún si crees que no les prestas atención, ellos pueden ser una barrera para que realices tus tareas de una forma fluida.

La importancia de un entorno ordenado

La Revista de Negocios de Harvard publicó en el 2014 los resultados de una investigación, en la que pidieron a un grupo de personas resolver una tarea desafiante (que no tenía solución) en un entorno desordenado. Por otro lado, un grupo diferente recibió el mismo desafío, pero con los objetos de alrededor ordenados. Se demostró que las personas en el ambiente ordenado fueron 1.5 veces más persistentes antes de darse por vencidos que los otros.

Nunca es tarde para hacer los cambios que mejorarán tu productividad. Recuerda que la disciplina personal actúa como un puente entre nuestras metas y nuestros éxitos.



Artículo tomado de:
http://centroamicum.com/los-5-factores-que-disminuyen-tu-productividad/