La ingeniería es un campo muy amplio que ofrece emocionantes oportunidades para desarrollar nuestra creatividad e innovación, utilizando estas capacidades para solucionar problemáticas en diversas áreas.

En la época del presidente Luis Echeverría, el ingeniero mexicano Don Eugenio Méndez Docurro se desempeñaba como secretario de comunicaciones y transportes en el país y, en el año de 1974, instituyó que cada 1 de julio se conmemorara a los profesionales de la Ingeniería en México.

Tradicionalmente, se ha asociado a los ingenieros con la capacidad de resolver problemas en la industria. Si bien es cierto que esta habilidad corre por las venas de los profesionales del área, hoy en día, la ingeniería ha evolucionado de forma impresionante y los campos de acción de un ingeniero se han diversificado en áreas de la vida que antes no imaginábamos. Lejos ha quedado el estigma de que el ingeniero solo puede diseñar, construir o arreglar ciertos objetos. Ahora, la ingeniería se ha involucrado activamente en cuestiones sociales complejas como la pobreza, la desigualdad, la salud, la recuperación ante desastres naturales o incluso el cambio climático.

Las soluciones que los ingenieros desarrollan en la actualidad, tienen cabida en grandes ciudades y pueblos pequeños; en comunidades diversas sin distinción de raza, condición social o zona geográfica y en un abanico sumamente amplio de industrias. El mundo cambió y los ingenieros son responsables, en términos de tecnología, de este desarrollo.

Quizás sería difícil pensar en algún servicio o producto, que actualmente utilizamos, que no involucre algún elemento de ingeniería en su concepción o proceso productivo. Y esto, sin duda, facilita nuestro camino como consumidores o prestadores de algún servicio. Por lo tanto, la ingeniería también contribuye a la calidad de vida del ser humano.

img

Foto de ThisIsEngineering en Pexels

Es muy importante que la educación en ingeniería considere el panorama actual de la sociedad e incluya escenarios donde los estudiantes puedan desarrollar un sentido de responsabilidad y sensibilidad ante esta nueva realidad que, de paso, cambia constantemente. En cualquier lugar del mundo, en cualquier tipo de industria y en cualquier tipo de comunidad, se necesitan ingenieros para llevar una idea hasta el desarrollo de una solución efectiva, aplicando los principios de las matemáticas y las ciencias. La amplia gama de disciplinas que se incluyen en el título universitario de ingeniería hace notar que, sin importar el interés del estudiante, seguramente encontrará un sector que le resultará atractivo e interesante para desarrollar su vida profesional.

La ingeniería es un campo muy amplio que ofrece emocionantes oportunidades para desarrollar nuestra creatividad e innovación, utilizando estas capacidades para solucionar problemáticas en diversas áreas. En la Universidad de Montemorelos, contamos con las ingenierías industrial y de sistemas, electrónica y telecomunicaciones, sistemas computacionales y tecnologías de la información... y todas buscan aportar profesionales que puedan impactar positivamente a nuestra sociedad.

Si eres joven y aún no te decides por una carrera universitaria, te animo a considerar alguna ingeniería. Desarrollarse profesionalmente en estas áreas, conlleva desafíos constantes relacionados con un aprendizaje continuo para adaptarse a los cambios de la sociedad y el mundo actual. Y además, implica trabajar en equipos multidisciplinarios, lo que enriquece aún más la profesión.