La elección de una profesión para la vida es una de las decisiones más difíciles, por lo que es muy importante acudir a un orientador vocacional que te ayude a elegir la mejor opción para tu futuro.

Una de las decisiones más importantes que tomamos en la vida es la elección de nuestra carrera profesional. Esta decisión suele ser una de las más difíciles y también una de las que causa más incertidumbre. Generalmente, muchos esperan casi hasta el último momento para decidirse y, durante todo ese tiempo de espera, son bombardeados por múltiples opiniones de amigos, familiares y conocidos sobre lo que deberían estudiar. Déjame decirte que pocas elecciones influyen tanto en la vida personal como la elección correcta de una profesión, por lo que es muy importante que cuentes con toda la información y las herramientas que te permitan tomar una decisión bien analizada y fundamentada.

En este sentido, la orientación vocacional ofrece una ayuda significativa, pues te ayuda a tener un adecuado conocimiento de ti mismo, en relación a tus habilidades, capacidades y aptitudes. Así mismo, te presenta las diferentes opciones de estudio y laborales que ofrecen las distintas carreras, buscando siempre que la decisión sea tomada de manera razonada e informada.

La orientación vocacional es un proceso sistemático y científico que te ayuda a tomar decisiones acertadas por medio de pruebas psicológicas validadas, entrevistas, revisión de información actualizada de las carreras y profesiones, así como perfiles de ingreso y egreso; considerando siempre todos los factores socioemocionales, familiares y personales que pudieran afectar tu decisión.

La orientación vocacional debe ser ejercida por un profesional titulado en Psicología educativa o Psicopedagogía, ya que su formación profesional le permite tener las herramientas y experiencia necesaria para ayudarte a elegir tu carrera de manera adecuada. La persona que elige una profesión para estudiar, es guiada por el orientador en un análisis acerca de sus intereses, su capacidad para desempeñarse en ambientes laborales particulares, sus competencias y habilidades específicas, y la idea de verse a sí mismo ejerciendo esa profesión durante muchos años. Todo esto tiene múltiples implicaciones, pero es importante considerar que debes elegir una profesión que te apasione y te satisfaga plenamente, dejando a un lado las expectativas que tengan terceras personas sobre ti.

En ocasiones, muchos padres brindan completa y absoluta libertad a sus hijos para que ellos elijan por sí solos la carrera que quieran; pero también hay quienes ejercen una presión inadecuada sobre ellos, llegando a catalogar ciertas profesiones como "prestigiosas y bien pagadas" y otras como "de baja categoría o para morirse de hambre". En este sentido, la orientación vocacional trabaja también con los padres de familia, orientándoles para que encuentren el balance adecuado entre el apoyo y guía oportuna para sus hijos en esta decisión, aprendiendo a respetar sus intereses y decisiones particulares.

Vale la pena mencionar que algunos podemos tener más de una vocación. Es decir, puedes tener las habilidades necesarias para más de una carrera, lo que suele hacer aún más difícil la decisión. Por ello, insisto en la importancia de buscar la ayuda de un orientador vocacional con suficiente anticipación (idealmente, un año antes de terminar el bachillerato o preparatoria) para poder elegir la mejor opción para tu futuro. Esto te permitirá estudiar una carrera que pueda ser de gran satisfacción y bendición para tu vida, así como también de beneficio e impacto para la sociedad.