El trabajo es una de las plataformas que nos aporta un sentido de crecimiento personal, profesional y familiar. El adecuado manejo de las emociones, el tiempo en familia y el descanso, son algunas áreas que debemos administrar intencionadamente para mantener el equilibrio y alcanzar plenitud.

La Secretaría de Trabajo y Previsión Social en México, crea normas oficiales con la finalidad de asegurar las condiciones mínimas necesarias en materia de seguridad, salud y medio ambiente de trabajo, para prevenir accidentes y enfermedades laborales.

A través de los años, la importancia del bienestar del trabajador ha ido tomando mayor fuerza. Es por eso que, a partir de octubre del 2019, entró en vigor la Norma Oficial Mexicana (NOM) 035, que procura el beneficio de la salud física y mental de los trabajadores y de la productividad en los centros de trabajo, a través de la prevención e identificación de los factores de riesgo psicosocial, según se indica a continuación:

“Aquellos que pueden provocar trastornos de ansiedad, no orgánicos del ciclo de sueño-vigilia y de estrés grave y de adaptación, derivado de la naturaleza de las funciones del puesto de trabajo, el tipo de jornada de trabajo y la exposición a acontecimientos traumáticos severos o a actos de violencia laboral al trabajador, por el trabajo desarrollado.” NOM-035-STPS-2018 Factores de riesgo psicosocial Identificación, análisis y prevención.

Esta norma rige en toda la República Mexicana y aplica en todos los centros de trabajo.

¿Y qué beneficios aporta?

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, quien administra y regula las relaciones laborales, tiene como objetivo que la NOM 035 promueva un entorno organizacional favorable.

La identificación, análisis y evaluación del personal sujeto a acontecimientos traumáticos severos; el ambiente de trabajo, los factores propios de la actividad (carga de trabajo), organización del tiempo de trabajo, liderazgo y relaciones en el trabajo, así como el entorno organizacional, son algunas de las áreas que se verán beneficiadas en los centros de trabajo con la aplicación de la NOM 035.

Sin duda, esta normativa aportará grandes beneficios, pero no está de más enfatizar que -como trabajadores- tenemos también una parte de responsabilidad de participar activamente en la mejora de nuestros entornos laborales.