Por Lizette Medina

Como parte de las actividades de intervención comunitaria de la Facultad de Ingeniería y Tecnología (FIT), un grupo de mujeres de la comunidad de Miguel Hidalgo, en Montemorelos, Nuevo León, decidieron participar de un proyecto que les permitiría desarrollar un modelo de negocio propio y mejorar su calidad de vida.

Emprendedoras 360 es el nombre del proyecto que consistió en atender ciertas necesidades de la comunidad a través de una serie de talleres de bordado y diseño sobre playeras, para posteriormente ser vendidas y generar ingresos a las diferentes familias representadas.

Los resultados del trabajo realizado durante los últimos meses se vieron durante la exposición de los Proyectos de Servicio Comunitario de fin de semestre donde las emprendedoras presentaron sus productos en venta, a lo que muchas de ellas se mostraron impresionadas y satisfechas con la oportunidad.

"Fue gratificante verlas aprender algo nuevo y enseñarles el valor real de su trabajo. Fue interesante que, al momento de presentar su producto, no sabían cómo venderlo, por lo que se les explicó que su trabajo tuvo un costo al elaborarlo, por lo tanto, se debe vender a un precio justo", comentó Jaqueline Chávez, estudiante de quinto semestre en Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones.

Ana Luisa Hernández, la primera emprendedora en vender su playera, expresó su impresión sobre las actividades que se llevaron a cabo, en conjunto con los estudiantes de la universidad: "Me gustó mucho el taller, aprendí a bordar y a convivir con mis compañeras. Además, ahora sé que sí se vende mi producto y que puedo poner un negocio propio".