La carrera de Arquitectura llevó a cabo una semana de ponencias online, abordando la relación indiscutible entre el espacio y la salud que se da gracias a la multidisciplinariedad de la arquitectura, en el marco de la V Semana de Arquitectura. Desde la arquitectura hospitalaria, el diseño sensorial y el bienestar emocional a través del espacio, fueron los temas abordados por los expertos invitados.

La semana de arquitectura se llevó a cabo del 13 al 15 de octubre Bajo el título Simbiosis espacio-salud.

Un factor crucial para lograr la salud integral, explica la Arq. Ruthlyne Baro, docente en la carrera de Arquitectura, es la relación que existe entre creación e intervención de un espacio. Por esto, agrega la Arq. Daniela Arvizu, docente de la carrera de Arquitectura y organizadora del evento, el propósito del evento Simbiosis es visualizar de qué manera los arquitectos tienen el poder en sus manos de influenciar en cómo se genera la salud, para así evitar enfermedades diseñando espacios adecuados.

Arturo Monroy Ríos, José luis Suárez, Thomas Chung y Collin Ellar, provenientes de Estados Unidos, Corea y México, fueron los ponentes invitados de la semana de arquitectura, quienes expusieron sobre el diseño, proceso constructivo y verificación de obras; y el sistema de puntuación usado para medir en edificios el impacto de estos en la salud y el bienestar de las personas, mejor conocido como la certificación Well o Well Buildiing Standard.

La ética de los profesionales de la arquitectura y su compromiso en preservar la salud de las personas a través de sus proyectos, y el impacto psicológico y cognitivos de los espacios en la percepción y la salud de los individuos, también fue acordado por los especialistas invitados.

“La forma en la que está diseñado un espacio influye en la toma de decisiones, es por eso que la arquitectura es parte fundamental para la promoción de un estilo de vida saludable. Esto repercute en el comportamiento físico, psicológico y espiritual. Por tal razón, se ideó Simbiosis Espacio-Salud, que de hecho, a pesar de estar planeada antes de la pandemia, cae como anillo al dedo en la ideación espacios ad hoc a la contingencia ambiental que se vive en el mundo”, concluyó la arquitecta Arvizu.

Al evento asistieron alrededor de 200 personas, este no tuvo ningún costo y, a pesar de estar dirigido solo a estudiantes y docentes de la carrera, cualquiera que estuviera interesado podía ser partícipe.

Dentro de esta semana también fue presentada la revista digital de arquitectura “Tangible”, creada por la escuela de Arquitectura; un espacio donde también se abordan temas de salud.

Si no pudiste asistir al evento pero te interesa ver las ponencias presentadas da clic aquí.