En 2019, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 29 de septiembre como el Día Internacional de Conciencia de la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, reconociendo el papel fundamental que desempeña la producción sostenible de alimentos en la promoción de la seguridad alimentaria y la nutrición. Este “Día Internacional” se enfrenta a muchos desafíos para alcanzar las metas de Consumo y producción responsables con que se busca contribuir a la lucha contra el Hambre Cero y al Cambio climático, que son parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2030.

De acuerdo al portal de la FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), aproximadamente un 30% de los alimentos producidos para el consumo humano en todo el mundo, se pierde o desperdicia anualmente en el recorrido del campo a la mesa. Esto equivale a 1,300 millones de toneladas de comida, 1 billón de dólares en costes económicos, cerca de 700,000 millones de dólares en costes ambientales y alrededor de 900,000 millones en costes sociales.

Los alimentos se pierden o desperdician a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde la producción agrícola inicial hasta el consumo final en los hogares. Según el informe de la FAO “La huella del desperdicio de alimentos: impactos en los recursos naturales”, los millones de toneladas de alimentos que se desperdician anualmente no sólo provoca grandes pérdidas económicas, sino también un grave daño a los recursos naturales de los que la humanidad depende para alimentarse: el clima, el agua, la tierra y la biodiversidad.

Foto de Markus Spiske en Pexels

Este primer año en que se celebra el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, ocurre durante la pandemia mundial de COVID-19, la cual ha provocado un despertar mundial sobre la necesidad de transformar y re-equilibrar la forma en que se producen y consumen nuestros alimentos.

La pandemia continúa generando desafíos significativos en el abastecimiento alimentario de muchos países. Las interrupciones en las cadenas de suministro, las medidas de cuarentena, el cierre de la industria hotelera, restaurantes, escuelas, etc… han contribuido al problema de la pérdida alimentaria, en donde los productores y distribuidores no han encontrado mercados a los que abastecer y, por ende, su producto se ha echado a perder. O, por el contrario, las compras compulsivas por parte de los consumidores durante los primeros meses de la pandemia, provocó un gran desperdicio alimentario y el desabastecimiento en los supermercados, los cuales tampoco podían donar comida a los bancos de alimentos que tienen una demanda creciente a causa del incremento del desempleo.

Reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos es esencial en un mundo en que el número de personas afectadas por el hambre ha aumentado lentamente desde 2014, y cada día se pierden y desperdician toneladas y toneladas de alimentos comestibles. Ya sea que se pierdan o se desperdicien, todos los recursos que se utilizan para producir este alimento, incluidos el agua, la tierra, la energía, la mano de obra y el capital, son malgastados. Además, la eliminación de estos alimentos en vertederos genera emisiones de gases de efecto invernadero, lo que contribuye al cambio climático. Por ello la temática de este año se titula “Detén la pérdida y el desperdicio de alimentos. Por la gente. Por el planeta”.

Ahora más que nunca, debemos ser conscientes de la importancia de evitar el desperdicio de alimentos y todos podemos contribuir con acciones sencillas como:

  • Planificar un menú semanal.
  • Hacer una lista de compras sólo con los productos necesarios.
  • Adquirir la mayor cantidad de alimentos de productores locales.
  • Calcular las cantidades al momento de preparar tus alimentos.
  • Almacenar o congelar adecuadamente tus alimentos.
  • Diferenciar entre la fecha de caducidad y la de consumo preferente.
  • Colocar los alimentos más viejos delante de los nuevos.
  • Y, si sobra comida, guardarla y consumirla en otro momento.

Elaborado con información de:

https://www.un.org/es/observances/end-food-waste-day#:~:text=Es%20por%20eso%20que%2C%20en,la%20seguridad%20alimentaria%20y%20la

https://www.valor-compartido.com/cada-ano-se-desperdicia-30-de-los-alimentos-de-consumo-humano-en-todo-el-mundo/

https://www.sostenibilidad.com/vida-sostenible/desperdicio-de-comida-que-es-y-como-evitarlo/