Tomada de: https://es.vecteezy.com/arte-vectorial/157674-ilustracion-vectorial-de-ludwig-van-beethoven

“La música de Beethoven es música que se refiere a la música”. Friedrich Nietzsche

Hoy, 16 de diciembre, se cumplen 250 años del nacimiento de Ludwig van Beethoven (1770–1827), quien fue compositor, director de orquesta y pianista alemán. Su legado musical no puede ser clasificado estrictamente en un solo período de la historia musical, ya que se le reconoce la amplitud del repertorio, abarcando desde el clásico hasta el romanticismo.

Su influencia en la música occidental es totalmente fundante y no hay forma de negar el virtuosismo con el que representa la esencia del ser humano en sus obras más representativas. Por ejemplo, el escritor Hendrik Willem van Loon menciona “En su Novena sinfonía, Beethoven vuelve a la voz humana para dar expresión a su inquebrantable fe en esa libertad del espíritu que durante toda su vida fue su más querida y orgullosa posesión”. Y así, se podrían enumerar un sinfín de descripciones sobre las emociones que despierta la música del compositor alemán.

Este año debió estar lleno de festivales y homenajes al autor de la quinta sinfonía, mundialmente reconocida e interpretada por los músicos de las grandes salas, pero -como ya todos conocemos- las circunstancias no lo permitieron. Sin embargo, con la “nueva normalidad” las presentaciones planeadas se trasladaron al formato virtual (puedes consultarlas aquí).

El internarse en la música de Beethoven puede ayudarnos a comprender ese espacio que media entre la vida intelectual y la vida sensitiva, ese espacio que generalmente llenan las artes y que -de manera contundente- la música destaca con su lenguaje que reconcilia estas dimensiones humanas. Por ello, para muchos, el genio de la ciudad de Bonn logró retratar de manera plena la amplia gama de las emociones del ser humano.

De esta forma, en este cierre de año vale la pena detenerse a pensar en el gran aporte que esta y otras mentes han dejado en la reflexión continua sobre la existencia, el ser y el vivir en un mundo tan contradictorio como el nuestro.

La obra beethoviana sigue vigente, no ha perdido su filo al retratar dimensiones como el sufrimiento que busca la liberación del ser, atravesando todo un campo de colores musicales. Así que es una buena oportunidad para dejarse “afectar” por la música de este gran baluarte de la música. La TV UNAM transmitirá el documental Tras los pasos de Beethoven (Francia, 2008), del director Stéphane Ghez, que aborda la vida y obra del compositor por medio del aporte de artistas, musicólogos e historiadores. Puedes consultarlo aquí.

A través de los años, en la Universidad de Montemorelos se ha disfrutado y ejecutado la música de este compositor alemán. Algunos de los actos memorables que puedo recordar fue cuando se montó la Fantasía Coral en Do menor Opus 80 para piano, coro y orquesta y la interpretación de la 9° Sinfonía en Re menor Opus 125, por parte del coro y orquesta de esta casa de estudios. Participar de esta música, ya sea como ejecutante o espectador, genera un gran sentimiento de respeto por la creatividad humana y las formas de simbolizar su existencia.

¡Festejemos juntos la música de este gran compositor!