Foto de Ben Müller en Pexels

Durante el fin de semana del 12 y 13 de febrero, en la Universidad de Montemorelos se celebró, virtualmente, el V Congreso sobre Creación Bíblica y Diseño Inteligente; organizado por el Instituto de Investigación en Geociencias de la División Interamericana, con el apoyo del departamento de comunicación institucional, alumnos y la Iglesia Universitaria.

Tuvimos la participación de cinco conferencistas internacionales. El viernes por la noche, el Dr. Efraín Velázques, presidente del Seminario Teológico Adventista de Interamérica (SETAI), a través de su ponencia “El Génesis, ¿original o plagio?” expuso argumentos que nos hacen concluir que el primer libro de la Biblia es auténtico en todas sus afirmaciones, particularmente en el relato de la Creación, registrado en los primeros dos capítulos del Génesis.

El sábado por la mañana, la reflexión del Dr. Ronald Nalín, director del Geoscience Research Institute, giró en torno a cómo la Tierra está especialmente diseñada, no sólo para la vida, sino también para la investigación espacial; enfatizando que estas características apuntan a un diseñador, a quien nosotros reconocemos como nuestro Dios.

Durante la tarde del sábado, se presentaron tres conferencias que nos proporcionaron profundas enseñanzas. En la primera ponencia titulada “Si ellos callasen, las células hablarán”, la maestra en Biología molecular, Abigail Ajanel, muy acertadamente destacó cómo la complejidad celular es un sólido argumento para poner en tela de juicio las ideas seculares sobre el surgimiento y mantenimiento de la vida. Un hecho que también nos conduce a entender que la vida no es resultado de la casualidad, sino de un plan que surgió primero en la mente de nuestro Creador.

Foto de Arthur Ogleznev en Pexels

En la segunda conferencia de la tarde, titulada “El concepto de la Creación en Hebreos y el Apocalipsis”, el Dr. Carlos Molina nos presentó parte de la fundamentación teológica de nuestra creencia en un Dios Creador. En ella, mostró argumentos que nos hicieron reflexionar en cómo estos dos libros de la Biblia se complementan para establecer un fundamento sólido a nuestra cosmovisión creacionista.

En la tercera y última conferencia, el pastor y biólogo molecular Michelson Borges, habló sobre cómo el esfuerzo científico ha sido incapaz de explicar la complejidad de la vida desde una perspectiva naturalista, lo cual ha llevado a establecer otras teorías como la de la “panspermia cósmica”. Sin embargo, él argumentó que esta opción naturalista también requiere de muchos “milagros” para su realización. Concluyó que las evidencias apuntan con más claridad a un origen inteligente de la vida, que a un proceso netamente probabilístico.

Al final de las conferencias vespertinas, se desarrolló una sección de preguntas y respuestas, donde los ponentes fueron cuestionados por los espectadores sobre los argumentos desarrollados durante sus pláticas. El público virtual tuvo una destacada participación y, sin duda, todos fuimos instruidos con las opiniones de nuestros invitados.

Si quieres revivir o mirar estas ponencias, puedes hacerlo aquí:

El Génesis, ¿original o plagio?

¿Es la Tierra especial?

“Si ellos callasen, las células hablarán”

“El concepto de la Creación en Hebreos y el Apocalipsis”

“Panspermia cósmica: el regreso”