A partir de 1996, la Confederación Mundial de Fisioterapia decidió proclamar el 8 de septiembre como Día Mundial de la Fisioterapia, para dar a conocer la importancia de su labor en cuanto a la buena salud e independencia de todos los seres humanos.

La Fisioterapia es una rama de las ciencias de la salud que relativamente es joven, ya que aunque desde el siglo pasado ya existía esta área de estudio y de trabajo, durante los últimos 15 a 20 años es que ha tenido su mayor auge y desarrollo a nivel nacional, internacional y mundial. Por lo tanto, aunque es un área relativamente nueva, tiene grandes procesos de crecimiento y desarrollo en el mundo.

El fisioterapeuta, también llamado kinesiólogo en algunas partes de Sudamérica, es el profesional de la salud que se encarga de rehabilitar las funciones físicas corporales que se han perdido en el paciente, ya sea por alguna enfermedad, lesión, accidentes, traumatismo, entre otras afecciones. El trabajo se enfoca en restaurar y habilitar la funcionalidad y la capacidad de realizar las actividades de la vida diaria del paciente de manera integral, por medio del movimiento; lo que nos lleva al ejercicio o actividad física, ejercicio terapéutico, trabajo e intervención manual y algunos medios físicos, como las principales herramientas de trabajo y de tratamiento del fisioterapeuta.

img

Así como otras áreas de la salud, la fisioterapia tiene diferentes áreas de especialización que la vuelven más competente, siendo algunas las siguientes: Rehabilitación en traumatología y ortopedia, que se enfoca en pacientes con enfermedades traumatológicas; Rehabilitación deportiva, la cual está enfocada al deporte y al deportista; Rehabilitación cardiológica y respiratoria, enfocada al paciente con enfermedades cardiológicas y respiratorias; Rehabilitación en neurología o Neurorehabilitación, la cual trabaja con pacientes adultos que tienen afecciones neurológicas y, en caso de tratar a niños o recién nacidos, el área es Rehabilitación neuropediátrica. También existe el área del trabajo manual o terapia manual, como la Osteopatía, que se enfoca en el tratamiento del dolor agudo y crónico en todo el cuerpo; y otras especialidades como Reeducación Postural Global (RPG), especializada en el tratamiento del paciente a nivel postural. Las áreas de trabajo en las cuales un fisioterapeuta puede desenvolverse van desde un consultorio particular, centros de rehabilitación y educación especial (CREE) y centros de rehabilitación privados, clínicas de deporte, gimnasios, hospitales privados y de gobierno, instancias de salud como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Secretaría de Salud, entre otras dependencias.

Definitivamente, la fisioterapia avanza a pasos agigantados pero aún queda mucho por trabajar, concientizando más a la población sobre su rol en la sociedad, la importancia que tiene y los beneficios de tomarla en cuenta como una de las profesiones del área de la salud. En estos últimos meses que nos ha azotado la enfermedad del Covid-19, muchas de las alteraciones y repercusiones que deja son problemas de origen respiratorio, como la dificultad para respirar, cansancio excesivo a la hora de realizar actividad física, bajos niveles de oxígeno en el sistema, entre otros. Pues bien, los fisioterapeutas trabajan muy de la mano con estos pacientes, realizando y rehabilitando los movimientos del tórax y habilitando a los pulmones -por medio de ejercicios- que ayudan a regresar su funcionalidad respiratoria; desde que está internado en el hospital hasta que es dado de alta, mediante su seguimiento en casa.

Si te sientes atraído por esta profesión del área de la salud y quieres saber más sobre ella, te platico que en la Universidad de Montemorelos contamos con la carrera de Terapia Física y Rehabilitación, la cual busca formar a futuros fisioterapeutas que, con una visión para la atención integral del paciente y una misión de servicio a la sociedad, puedan aportar positivamente al mundo.